Con los contratos inteligentes o smart contracts nace una nueva era para la figura del abogado especializado en asesoramiento contractual.

Es un hecho que la aparición de las nuevas tecnologías ha supuesto un enorme cambio en la vida de todos hasta el punto de convertirse en imprescindibles para comunicarse o trabajar, lo que por un lado puede desvirtuar las formas tradicionales de relacionarnos y por otro ofrecernos un sinfín de bondades.

En esta línea, últimamente, resulta habitual oír hablar de las continuas ventajas que aporta la tecnología blockchain, frecuentemente asociada a los términos criptomonedas o bitcoin los cuales se han colado como por arte de magia en noticias y en todo tipo de conversaciones tanto informales como profesionales. Esto causa incluso la necesidad de una regulación legislativa por parte de la Unión Europea sobre transferencias de criptoactivos, cuya transposición a nuestro ordenamiento jurídico se produjo el pasado 21 de abril a través del Real Decreto Ley 7/2021 para completar la normativa existente en materia de prevención de blanqueo de capitales.

De este modo, la famosa tecnología blockchain o cadena de bloques -en su traducción literal al español- definida como un sistema con el cual se pueden hacer transacciones seguras entre personas de todo el mundo sin necesidad de intermediarios, se alza como un cambio en el paradigma social, empresarial, económico y legal no sólo en el campo referenciado sino que sus influjos también se vislumbran en la aparición de nuevos procesos como es el nacimiento de los Smarts Contracts, objeto de este post.

¿Qué son los Smarts Contracts?

Los llamados contratos inteligentes o smart contracts son acuerdos entre dos o más partes que se ejecutan dentro de una Blockchain, rigiéndose por unas reglas predispuestas y aceptadas por todos los integrantes que participen de ellos, cuyos principales rasgos diferenciadores de los contratos verbales o de los formalizados por escrito se desgranan a continuación:

  • La redacción del contrato se sustituye por un código informático de tipo condicional en el que las partes “programan” los resultados según sucedan los hechos.
  • No se requiere la presencia física de las partes ni su soporte en documento físico.
  • No están sujetos a interpretación, pues su creación a través de los códigos propios de la programación informática les confiere un carácter inmutable, el cual también se refleja en que no pueden ser reescritos ni modificados, precisándose la creación de uno nuevo.
  • La capacidad para auto ejecutarse es una de sus claves, pues la ejecución no dependerá de la voluntad de las partes ni del órgano jurisdiccional sino que se efectuará de forma automática cuando se hayan cumplido las condiciones establecidas de manera previa.

Contenido de un smart contract

En definitiva, los contratos inteligentes contienen los mismos elementos esenciales de los contratos recogidos en nuestro Código Civilconsentimiento, objeto y causa-, si bien el consentimiento se manifestará de forma electrónica y el objeto y las cláusulas dispuestas se transcribirán a un lenguaje computacional encriptado utilizando como vía la denominada cadena de bloques.

Aunque todas estas características de automatización, descentralización, anonimato, e inmutabilidad resultan cuanto menos atractivas y denotan la tan ansiada agilidad en los trámites, se encuentran con la contrapartida de su encaje en el marco jurídico actual, planteándose dudas sobre aspectos sustanciales de la contratación “clásica” como puede ser el establecimiento de la responsabilidad de las partes.

Como en todas las nuevas situaciones emanadas de la era digital, la dificultad de unir el mundo del derecho con el de la tecnología se presenta como uno de los grandes retos, cuya solución deberá partir por la delimitación legal tanto del concepto de blockchain como de smart contract y la consiguiente armonización regulatoria en vista de su alcance internacional.

En contra de las falsas presuposiciones, la aparición de este tipo de contratos no eliminará la figura del abogado la cual se tornará en relevante para el asesoramiento y configuración de los términos del contrato ya que no nos encontramos ante una sustitución del sistema legal sino ante una evolución del mismo. En MP&A somos abogados expertos en contratación y podemos asesorarte en cualquier asunto relacionado con un contrato, sea este clásico o smart.

 

Marina Cañadas Frutos

Graduada en Derecho

close

Recibe nuestros posts en tu e-mail

Claúsula de Privacidad *