Todos los vehículos son asegurables con distintos riesgos y coberturas a elección del tomador del seguro, salvo algunos mínimos que son obligatorios.

Mucho hemos hablado sobre seguros y minoración de riesgos durante este año 2020 que pasará tristemente a la historia como el año de la COVID-19. Desde nuestro punto de vista como abogados especializados en Derecho Civil y, particularmente, en los derechos del consumidor era importante señalar que es posible reclamar una minoración de la prima del seguro de nuestros vehículos ya que hemos incurrido en un menor riesgo de accidente durante el estado de alarma y así lo manifestamos en nuestro anterior post Reclamación de la prima de seguro obligatorio durante la COVID-19.

Sin duda, lo argumentado en dicho post es de especial interés para empresas que cuentan con una flota de vehículos numerosa como pueden ser las empresas de transporte o de alquiler de vehículos. No obstante, en este post simplemente vamos a enumerar cuáles son los seguros de vehículos que son obligatorios a día de hoy en España:

  • El seguro de responsabilidad civil obligatoria para vehículos de motor.
  • El seguro de responsabilidad civil para las embarcaciones de recreo o deportivas.
  • El seguro obligatorio deportivo, que se tiene que subscribir por las diferentes federaciones deportivas de España para los deportistas inscritos en cada una, los cuales participen en competencias estatales, protegiendo de esa manera al deportista de los posibles riesgos para la salud causados por la práctica deportiva.
  • El seguro de responsabilidad civil si se utilizan motos náuticas.
  • El seguro de responsabilidad civil para dueños de buques civiles españoles o extranjeros, que atraquen en puerto español y que tengan un arqueo igual o superior a 300 toneladas de registro bruto.
  • El seguro de responsabilidad civil ilimitada para las diferentes compañías que realicen transporte escolar y de menores de edad.

Si tienes contratado alguno de estos seguros obligatorios recuerda que podemos ayudarte con la reclamación a tu aseguradora, algo que es especialmente necesario para ganar liquidez por las empresas que no han puesto en riesgo sus flotas de vehículos pero que tampoco han obtenido ingresos por su actividad.

 

Daniel García Ramírez

Graduado en Derecho