Los contratos obligan a las partes

Los contratos obligan a las partes